Sabores cerveceros para todos los gustos

¿Después de tomar a lo largo de nuestra vida tantas y tantas cervezas, alguna vez no te has planteado la posibilidad de cambiar de sabor o de gusto pero sin dejar de tener un botellín en la mano?

Pues bien, parece que la industria cervecera tiene tanta imaginación que ha decidido innovar sus versiones y ‘pasar’ de las tradicionales cervezas. Así en los últimos años se han lanzado al mercado cervezas insólitas como las de leche, de plátano y hasta de carne. ¿Te animarías a probarlas?

1. Cerveza con sabor a carne

Se llama Kwispelbier y es un invento holandés. No tiene alcohol y lo más raro no es que tenga sabor a carne sino que sea una cerveza para perros. También es apta para el consumo humano, así que tu mascota puede invitarte a un trago. Una desventaja: cuesta cuatro veces más que una cerveza normal así que es solo para ocasiones especiales…

2. Cerveza de tomate

Una innovación de Budweiser para conquistar al público latino, que se hace con clamato, un mix de jugo de tomates y de almejas muy popular en la comunidad mexicana de Estados Unidos. Es como un Bloody Mary pero con espuma y menor graduación alcohólica. ¿Te animas a probarla?

3. Cerveza de leche

Un delirio de la cervecería Abashiri, de Japón. Se llama Bilk, una combinación de las palabras inglesas beer (cerveza) y milk (leche). Se hace agregando levadura de cerveza y lúpulo a la leche, manteniendo la mezcla a una temperatura inferior al punto de ebullición. Al dueño de la empresa se le ocurrió este invento para aprovechar el excedente de leche en la región de Hokkaido.

4. Cerveza de Chili

La Chili Beer es una cerveza artesanal rubia y ligera como cualquier otra, con la particularidad de que se envasa en una botella de 355 ml con un chile serrano para su fermentación. El sabor picante perdura en la boca y la hace ideal para acompañar comidas mexicanas. Cuidado es sólo para valientes.

5. Cerveza de plátano

Otra versión extraña. Ésta es de la cervecería Charles Wells, del Reino Unido. Se elabora con jugo fermentado de sorgo y plátanos, y tiene un 5,2% de graduación alcohólica. Parece que no está nada mal, porque ha ganado algunos premios en festivales de cerveza en Londres. Es fácil de encontrar en bares y supermercados.

Anaconda Group | Desarrollos web con Drupal