Numerosos estudios sugieren consumir cerveza después del deporte

Además de refrescante y con propiedades beneficiosas para nuestro organismo bebiéndola con moderación, como han demostrado algunos estudios, la cerveza puede ser una buena opción para recuperarse tras practicar ejercicio físico. Por lo tanto, aquellas personas que quedan con los amigos para echar un partido de baloncesto y después se van de cañas no están desencaminados.

Son muchos los estudios que, de una manera u otra, acaban confirmando lo mismo: La cerveza es beneficiosa para el cuerpo después de practicar deporte. Pero según sugiere una nueva investigación publicada en ‘International Journal of Sport Nutrition and Excercise Metabolism’, ha de ser una cerveza con baja graduación de alcohol con sodio añadido la que puede ser una buena opción para restablecer la hidratación después de hacer deporte.

La investigación, titulada ‘¿La cerveza como una bebida deportiva? Manipulación de ingredientes de la cerveza para reemplazar el líquido perdido’, pretendía analizar el efecto que tendría la ingesta de cervezas cuyo alcohol y contenido de sodio se había alterado en la recuperación de líquidos tras el ejercicio.

En este trabajo, siete hombres voluntarios hicieron ejercicio subidos a una bicicleta estática hasta que su masa corporal se redujo y, para su recuperación tras el deporte, fueron asignados a beber cuatro cervezas distintas en cuatro ocasiones diferentes.

Las bebidas que tomaron fueron una cerveza de bajo contenido alcohólico (2,3 por ciento) o LightBeer, otra de bajo contenido alcohólico con sodio, otra sin diluir (4,8 por ciento) o una cerveza sin diluir con sodio. Los volúmenes de las cervezas que tomaron durante una hora equivalían al 150 por ciento de la pérdida de masa corporal durante el deporte.

Los autores del trabajo tomaron muestras de masa corporal y orina antes de que los participantes bebieran las cervezas y cada hora durante las cuatro horas posteriores al consumo de la bebida. De esta forma, los científicos vieron que la ingesta de la cerveza con baja graduación y sodio añadido logró equilibrar los líquidos mejor que la cerveza normal y la cerveza sin diluir con sodio, además de que la producción de orina acumulada fue significativamente menor.

Ya en 2010, un grupo de expertos señaló la capacidad hidratante de la cerveza. Como expusieron en el ‘Manual de la hidratación y la cerveza’, esta bebida aporta principalmente agua a nuestro organismo (95 por ciento) y vitaminas del grupo B, fibra y minerales, por lo que si la consumen con moderación adultos sanos puede mejorar los niveles de hidratación del cuerpo.

Además, un estudio de la Universidad de Granada y el Consejo Superior de Investigación Científicas también apuntó que se puede incluir en una dieta equilibrada para deportistas el consumo moderado de cerveza, ya que, entre otras cuestiones, contribuye a atenuar las respuestas de las hormonas al estrés.

Anaconda Group | Desarrollos web con Drupal