La caña y la tapa, una fuente de beneficios para el organismo

La Fundación Española de Nutrición (FEN) asegura que las cañas de cerveza y las tapas con que son acompañadas en muchos lugares de España, como la tortilla, paella o pan con tomate y jamón son una fuente de vitaminas y minerales para quienes las consumen. Además, el aporte calórico de esta bebida es “muy bajo”, sobre todo cuando es sin alcohol.

Una tapa tan típico como la tortilla de patatas se ha visto que es rica en nutrientes como los hidratos de carbono, y destaca por su aporte de minerales (fósforo y selenio), y entre las vitaminas, la niacina y la vitamina B12, la cual “cubre casi el 50 por ciento de las ingestas recomendadas cuando es consumida con cerveza tradicional”.

La cerveza puede ser una bebida“ saludable” para acompañar el aperitivo ya que contiene un 92% de agua, por lo que su aportación hidratante se une a sus diversos nutrientes como la vitamina del grupo B (ácido fólico) y minerales (silicio, potasio, fósforo y magnesio).

Y su consumo, siempre moderado (tres cañas diarias los hombres y dos las mujeres), también pueden aumentar los polifenoles como el xanthohumol, un oxidante natural, participa en la protección contra enfermedades cardiovasculares y en la reducción de los fenómenos oxidativos responsables del envejecimiento del organismo.

En cuanto a su aporte calórico, una caña de 200 mililitros tiene tan sólo 66 kilocalorías (Kcal) y, en el caso de la cerveza sin alcohol, esta cantidad se reduce a una media de 16 Kcal.

También la podemos acompañar con tapas de paella o de jamón siendo la combinación con ella muy nutritiva. Ya que destaca la presencia de hidratos de carbono complejos del arroz, proteínas de alto valor biológico del pescado y la carne, vitaminas (niacina), minerales (selenio y hierro) y fibra de las verduras.

Por otro lado, la tapa de pan con tomate y jamón destaca por su aporte de micronutrientes como el selenio y la tiamina y, si se acompaña con cerveza tradicional, aumenta su contenido en fósforo. En el caso de tomarla con cerveza sin alcohol, cubre más de la cuarta parte de la ingesta recomendada de niacina.

Por tanto, desde el Restaurant Matilda os animamos a que no abandonéis la tradición española de una tapa y caña.

Anaconda Group | Desarrollos web con Drupal