¿Cuál es la historia de la cerveza?

Origen de la cerveza

Dado que no se puede aclarar a ciencia cierta, se especula con que la cerveza provenga, como tantas otras cosas, de un accidente: un cubo de grano de cebada que se llenó de agua parece ser la hipótesis más aceptada entre los expertos.

Sumeria y Babilonia

En las tierras bañadas por el Tigris y el Éufrates ya se consumía cerveza hace 6.000 años. Un grabado de la época muestra a dos sumerios consumiendo cerveza. En este mismo grabado se pueden encontrar canciones a la Diosa Ninkasi, Diosa de la elaboración de la cerveza. Los babilonios se referían a la cerveza como “Pan Líquido” y escribieron un decreto de normas para su elaboración, cuyo no cumplimiento acarreaba condenas muy duras. Por aquel entonces se trataba de una bebida con carácter religioso elaborada solo por sacerdotisas.

Egipto

En el antiguo Egipto se tenía la creencia de que la cerveza era un bebida creada por los dioses, en concreto por Osiris, Dios de la agricultura y la vegetación. Se referían a ella como “vino de cebada”. Aquellos que la fabricaban eran exceptuados del servicio militar y los soldados y altos cargos recibían cerveza como parte de su paga.

China

Hace 4.000 años ya se fabricaba en China una clase de cerveza de trigo llamada “kiu”. Resulta curioso que, sin contacto entre ellos, estas civilizaciones tan antiguas llegasen a crear la misma bebida.

Llegada a Europa

A raíz de las cruzadas, los europeos probamos la cerveza. Y nos enganchamos. Los países anglosajones, con menor tradición vinícola, fueron los que más desarrollaron y potenciaron esta bebida en sus países. Los nórdicos ya la conocían previamente, de hecho, la cerveza era parte de sus ofrendas a los dioses Wotan o Thor, Dios del trueno y a la vez protector de la cerveza.

Alemania

Los alemanes quizás sean quienes más han hecho por cuidar y hacer evolucionar a la cerveza. Personalidades como Santa Hildegarda, abadesa de Ruperstberg, quien fue la primera que añadió lúpulo a la cerveza, o el rey Juan Primus, también conocido como Gambrinus, protector de los cultivos de cebada, son parte de la historia de esta antigua bebida. Pero si hay alguien realmente importante para la historia de la cerveza este es el duque bávaro Guillermo IV de Orange. Él fue quién, en 1516, promulgó la “Ley de la Pureza”, la cual todavía es cumplida hoy en día por muchas marcas a la hora de elaborar su cerveza. En la Edad Media la cerveza alemana se elaboraba en más de 500 monasterios, que eran los únicos con permiso para esta labor.

Inglaterra

En la Inglaterra medieval se le daba mucha importancia la cerveza. De hecho, la Carta Magna establecía la medida adecuada para su venta y consumo. No es casualidad que el oficio de “Conner”, el degustador de cerveza, fuese uno de los oficios con mayor tradición en este país. Fueron los ingleses quienes llevaron esta bebida a Norteamérica.

Estados Unidos

La primera cervecería de este país data de 1612. Fue tal su acogida y expansión que en el siglo XIX se podían registrar más de mil novecientos establecimientos cerveceros en el país. Jonh Molson fundó la más antigua fábrica de América en Montreal, Canadá, en 1786. Ésta fábrica sigue con su producción más de 200 años después.

España

El rey Carlos V fue un gran amante de la cerveza, y se cuenta que fue él quien la introdujo en nuestro país en el siglo XVI. Una vez abdicó del trono, creó su propia cervecería en la Abadía de Yuste junto con un maestro cervecero. La cerveza se fue introduciendo en el país poco a poco, hasta que entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX empezaron a proliferar las primeras fábricas de cerveza en el país. Así es como esta milenaria bebida llegó a los labios de los españoles, que hoy en día disfrutamos.

Anaconda Group | Desarrollos web con Drupal