¡Si brindases con cerveza, irías a la cárcel!

¡Pero tranquilidad que esto aún no nos pasaría si lo hiciéramos en nuestro buen bar de siempre!

Brindar con Cerveza es una costumbre de buenos deseos en todo el mundo, pero no en Hungría. Inclusive desde 1848 hasta 1998 estuvo prohibido por ley. Y no es que lo Húngaros no tomen cerveza, sino que en el Siglo XVIII, los Austriacos quienes los sometían, por la fuerza y de manera aplastante sofocaron una revuelta, cuya victoria celebraron airosamente con jarras de cerveza y chocando sus grandes tarros una y otra vez.

Aunque ya no es prohibido por la ley, las miradas de desaprobación hacia turistas que sin saber de la costumbre brindan con sus tarros de cerveza, no se hacen esperar e incluso nunca falta quien los invita a no volverlo a hacer, bajo ninguna circunstancia, ya que constituye una gran ofensa al sentido patriótico húngaro.

Lo correcto es brindar con alguna otra bebida, cómo el vino Tokaji, que incluso es mencionado en su himno nacional, levantaremos entonces nuestra copa, miraremos a los ojos a nuestro acompañante y pronunciaremos(si es que puedes) alegremente un fuerte ”Egészségedre” (¡salud!), bebiendo un gran trago de nuestra bebida.

Anaconda Group | Desarrollos web con Drupal